Alquiler Seguro, una forma de proteger la propiedad frente a inquilinos descuidados.

Gracias a Alquiler Seguro, los propietarios pueden arrendar sus viviendas sin temor a que estas sufran desperfectos y con garantía de que van a cobrar