¿Cómo rescindir contrato de alquiler con un inquilino?

Al firmar un contrato de alquiler, tanto el arrendador como el inquilino asumen unas obligaciones y unos derechos y aceptan unas determinadas condiciones que, si se incumplen, pueden hacer rescindir el contrato de alquiler. Aunque, en la mayoría de estos casos, se produce un impago (pese a que existe un seguro de garantía de alquiler), existen otros motivos por los que se puede llegar a romper la relación con el inquilino.

¿Cómo rescindir el contrato, por qué motivos y con qué antelación? A continuación, te contamos todos los detalles.

¿Por qué llegar a rescindir el contrato de alquiler con el inquilino?

Impagos: pese a la protección que proporciona el seguro de garantía de alquiler

Las partes pueden acordar previamente cuándo ejecutar una rescisión de contrato por impago. Esto es, por cuántas cuotas mensuales adeudadas se puede llegar a expulsar a un inquilino. La ley no señala cuántas mensualidades o cuántos importes son necesarios.

Motivos por los que rescindir el contrato de alquiler y cómo hacerlo

En caso de impago, el propietario de la vivienda debe comunicar al inquilino las cantidades adeudadas y los plazos para pagarlas. Posteriormente, si los requerimientos no se atienden, se debe establecer una denuncia. No obstante, en España, existe un seguro de garantía de alquiler que te protege, en este caso, ante posibles deudas del inquilino.

Vivienda subarrendada

En este caso, hay que contar con el consentimiento del propietario. Se registra por escrito la operación de subarrendamiento de la vivienda y se cuenta con la información de todas las personas mayores de 18 años que habitan en la vivienda.

Daños en la vivienda: otros motivos para rescindir un contrato de alquiler

Los daños en la vivienda o las obras realizadas sin consentimiento del propietario son otros de los motivos para rescindir el contrato. Por otro lado, llevar a cabo actividades molestas, peligrosas o ilícitas dentro de la casa puede ser otra razón para romper la relación con el inquilino.

Tener animales en la vivienda

El arrendador puede incluir esta condición en el contrato y, si se incumple, se puede solicitar una rescisión de contrato.

Si el propietario desea recuperar la casa

Aunque debe haber pasado un año de contrato, el propietario puede volver a su vivienda en el caso de que se quede sin hogar o si existen familiares de primer grado de consanguinidad sin una vivienda.

Cuándo y cómo comunicar la rescisión del contrato

La notificación en la que el propietario desea romper el contrato deberá realizarse con una antelación de dos meses. Para volver a alquilar la vivienda, deberán pasar tres meses, tras la notificación. No existe, en la actualidad, ninguna forma de comunicación; pero lo recomendable es que se realice por escrito y mediante burofax, para que los cambios queden recogidos y se vele, por otro lado, por los derechos del inquilino.

 

Normalmente, rescindir un contrato de alquiler suele producirse por un impago de las cuotas del alquiler, pero no siempre es así, ya que existen otros motivos para romper la relación entre propietario e inquilino. Como comentamos, con un seguro de garantía de alquiler se logra minimizar las repercusiones y los problemas que puede generar un impago de cuotas de alquiler en la vivienda.

 



RELATED POSTS