Índice para controlar el precio de los pisos en alquiler

En los últimos años en España existe un mayor número de personas que están dispuestas a vivir en régimen de alquiler, el precio de la vivienda sigue siendo excesivo, no existe una estabilidad laboral muy grande y conseguir un crédito hipotecario no resulta una tarea sencilla.

Al no existir muchos compradores de viviendas cada vez hay menos inmuebles disponibles para ser alquilados. Cuando esto sucede se produce un vuelco en el mercado del alquiler de vivienda, ya que hay escasez y los precios suben. Por tanto, las personas con más ingresos económicos pueden acceder a firmar un contrato de alquiler, siendo para el resto una tarea más complicada.

El precio de un piso de alquiler puede verse afectado tanto por el tamaño y las características del mismo. Además, también hay que tener en cuenta la ubicación, la zona en la que se encuentra puede ser un aliciente a la hora de incrementar el precio mensual a pagar. No vale lo mismo, por ejemplo, uno en zona centro en Madrid que uno que se halle en el extrarradio.

Consejos para conseguir un alquiler seguro

  • Antes de nada, es importante tener un contrato escrito, independientemente de tu relación con el arrendatario. Un contrato verbal no demuestra nada en caso de que surjan complicaciones durante el alquiler.
  • Otra cosa muy importante, es estar seguro de poder afrontar los gastos antes de firmar un contrato. Y, por lo menos en caso de no tener dicha seguridad, tener un aval, es decir, alguien que se hará cargo de todo en caso de insolvencia.

 

  Ahorra dinero, tiempo y esfuerzo con un alquiler seguro

  • La duración del contrato debe ser la justa, no es recomendable firmar períodos de tiempo demasiado largos.
  • Otra medida esencial y que puede evitar al inquilino problemas es realizar una lista con los desperfectos previos. Normalmente, los inmuebles alquilados no suelen estar en condiciones óptimas antes de firmar un contrato. Por eso, pactar con el arrendatario estos desarreglos han sido producidos anteriormente puede convertirse en algo ventajoso.
  • Siempre que se firme un documento lo recomendable es signar en todas las páginas. Esto es una medida que garantiza que ninguna de sus hojas vaya a ser modificada o simplemente suprimida en un futuro no muy lejano. Es una sencilla manera de asegurar que lo pactado tenga cierta durabilidad en el tiempo.
  • Por último, recoger información de todo tipo puede ayudar a lograr un precio más justo. No solo de otros pisos de la zona, que pueden ser competidores a convertirse en tu futuro hogar, sino también de anteriores inquilinos. Toda reseña o comentario que aporte puede convertirse en un dato muy valioso que ayudará a reducir el riesgo de estafa o de un arrendamiento injusto o abusivo.

En resumen, la situación de gran demanda ha logrado incrementar el valor del alquiler de los inmuebles, por lo que asegurar un arrendamiento justo es algo más que necesario. Para ello se pueden llevar a cabo varias medidas sencillas que pondrán al inquilino en el buen camino a la hora de encontrar la vivienda digna. Algunas son tan simples como asegurarse de que el contrato estipulado se cumpla a rajatabla.

 



RELATED POSTS