¿Quién paga las reparaciones en una casa de alquiler?

Una pequeña rotura o el deterioro de algunos elementos puede suponer una discusión entre propietario e inquilino en una vivienda de alquiler. Es habitual no tener muy claro quién debe hacerse cargo de esa reparación o renovación del elemento estropeado.

¿QUÉ DEBE PAGAR EL PROPIETARIO?

La L.A.U (Ley de arrendamientos urbanos) recoge que el propietario de la vivienda arrendada esta obligado a realizar aquellos arreglos que sean necesarios para conservar la vivienda en «condiciones de habitabilidad». Esto obliga al dueño del inmueble a arreglar todo aquello que tenga que ver con los elementos estructurales y esenciales de la casa. Esta imposición obliga al dueño de la casa a arreglar (siendo avisado por el inquilino lo antes posible):

  • Mantener y conservar el techo, paredes y suelo.
  • Reparar o renovar cualquier elemento de las instalaciones de conducción de agua y desagüe.
  • Reparar y sustituir cualquier electrodoméstico averiado si no se trata de averías menores.
  • Sustituir o reparar el termo en caso de avería.
  • Solucionar problemas relacionados con la instalación eléctrica, tuberías y calefacción.
  • Acabar con plagas producidas por el mal funcionamiento de las instalaciones.

reparacion-lavabo

¿QUÉ DEBE PAGAR EL INQUILINO?

Evidentemente durante el transcurso de la vida en un inmueble existen cosas que se deterioran y cosas que se rompen y que son responsabilidad del arrendatario. Un inquilino contrae obligaciones a partir del contrato de alquiler y entre las reparaciones se encuentran:

  • Pagar facturas de aquellos bienes que se pueden medir a través de contadores individuales: agua, luz, gas…
  • Desperfectos ocasionados por el mal uso.
  • Cambiar o reparar lámparas, persianas, bombillas, agujeros realizados en las paredes…
  • Arreglar problemas electricos producidos por sobrecarga debido a la conexión de más aparatos de los que la instalación puede soportar.

Si existe una URGENCIA y el inquilino sufre una avería grave cuya reparación no puede esperar lo más mínimo, este podrá realizar dichos arreglos y después exigir al propietario el reembolso del coste.

Realizar obras por iniciativa del inquilino es posible. los arreglos deben buscar la mejora y conservación de la vivienda y tener el consentimiento explícito del dueño de la vivienda.

 

wwwplandeprotecciondealquiler.com



RELATED POSTS