El incremento de la demanda de habitaciones

El mercado de la vivienda no para de evolucionar. Es muy probable que sepas muy bien de lo que estamos hablando y que ya hayas tenido que vivir en pisos de alquiler, con habitaciones compartidas con amigos o también con desconocidos. Esta tendencia, la de compartir piso, se ha incrementado en los últimos años por diversos motivos, como el impacto de la crisis económica y también las mayores facilidades para encontrar este tipo de viviendas por Internet. De hecho, la demanda de habitaciones se ha incrementado un 80 % en España en tan solo un año. Aquí, contar con las garantías de un alquiler seguro es fundamental, tanto para proteger tus derechos con el arrendador como para las posibles dudas o conflictos que pudieran surgir con tus compañeros o compañeras de piso.

Las grandes capitales como Madrid o Barcelona lideran la búsqueda de pisos compartidos, así como también los precios más altos por habitación. De este modo, en Barcelona, la media se sitúa ya por encima de los 300 euros, con un incremento anual del 15,8 %. Y con cantidades que superan en muchos casos incluso los 400 euros. Mientras que en la capital de España la subida ha sido algo menor, aunque se sitúa ya en el 6,8 %. Madrid y Barcelona son, además, las ciudades donde más habitaciones en alquiler se ofertan a través de Internet. De este modo, en la primera se anuncian el 34,9 % del total en España. Y en la segunda, el 18,6 %. Siendo la tercera Valencia con un porcentaje del 8,4 %.

      La oferta y la demanda de pisos de alquiler para compartir no deja de aumentar

También resulta interesante analizar la edad media de los usuarios que buscan o se decantan a vivir en pisos compartidos. De este modo, la media de edad suele ser superior a los 30 años, pero inferior a los 40. Aunque en algunas ciudades, consideradas como marcadamente universitarias, como Granada o Salamanca, estas bajan hacia los 25 ó 26 años. Además, la gran parte de ellos no fuma y no tiene, ni tampoco está dispuesto, a vivir con una mascota.

Otro dato llamativo es que la gran mayoría de la gente que comparte piso lo hace combinando ambos sexos. Es decir, viven en la misma residencia tanto mujeres como hombres. De hecho, esto sucede en el 75 % de los casos. Mientras que los pisos que se comparten solo entre mujeres corresponden al 22 % del total. Y aquellos donde solo hay hombres representan una mínima cifra del 3 %.

Esta mayor demanda de pisos compartidos y también de pisos en alquiler seguro, en general, ha incrementado también los precios. De este modo, se registran subidas anuales mayores del 20 % en ciudades como Palma de Mallorca (23,9 %) o Málaga (23,1 %). Así como otras mayores al 15 %, como la ya citada de Barcelona o Córdoba. Por el contrario, hay lugares, como Cáceres o Soria, donde alquilar hoy te puede salir más barato que hace un año.

Así que si estás pensando en vivir en un piso compartido, debes saber que es una tendencia al alza. Lo que incrementa la oferta pero, normalmente, también los precios, Al optar por el alquiler el arrendatario se ahorra importantes gastos anuales como el IBI, el tratamiento de residuos, así como los gastos derivados de la transmisión de propiedades. Hay que tener presente que las cuotas del alquiler mensual se pueden deducir en la declaración de la renta anual. Por otra parte, no debemos olvidar contratar un seguro de de impago de alquiler para hacer frente a cualquier circunstancia que ocurra en la vivienda y protegernos ante situaciones como humedades, roturas de puertas, robos y otras parecidas.

 

 

 



RELATED POSTS